Blog de LUIS ENRIQUE GALLEGO

BUENAS NUEVAS

  BUENAS NUEVAS

Buenas Nuevas

Las siguientes palabras son dirigidas a todos los que quieran y puedan leer, especialmente a los que buscan a Dios, y por qué no también a los que algo han visto, y quizás también para los que mucho han visto. Me he encomendado a la Gracia de mi Dios y de mi Señor para ser de bendición con mis palabras, tengo el ánimo de compartir la Buena Noticia de la Salvación de Dios por su Gracia, efectuada por medio de mi Señor Jesucristo. Algo muy necesario es entender, reconocer y aceptar con humildad y sencillez de corazón, que ningún ser humano puede presentarse delante de Dios con su propia humanidad, con sus obras, o con algún escondido y supuesto mérito personal, no hay forma de que el ser humano se justifique a sí mismo delante de Dios. Esto por dos razones fundamentales:

La primera: Dios, entre muchas y hermosas características es; Santísimo, Bueno y Lleno de Amor.

La segunda: Nosotros, los seres humanos, NO somos así. De lo primero;

Dios es Santísimo, pues incluso el lugar en donde Él habita es llamado Santísimo, en Él no hay sombra de pecado ni de tinieblas.

Dios es Bueno, Él hace salir el sol sobre malos y buenos, sobre el incrédulo, que le niega y le desconoce, también cae la lluvia para que obtenga fruto de la tierra y no perezca, para el hereje que le ofende y le maldice, para el que blasfema diariamente su Excelsa Deidad, para aquél también hay aire para que respire y viva, e inclusos los hijos del ateo, del rebelde y del soberbio tienen vida y la mayoría de los mencionados goza de la Bendición de tener Salud, inexplicablemente para muchos que no entienden que mi Dios es Bueno en extremo, ya que para todos hay una Puerta Abierta hacia la Vida, aunque hay algunos que confundidos se quejan de las tragedias, y de los dolores y angustias de algunos seres humanos, sin entender que detrás de ese padecer está el llamado de Dios a la Vida Eterna, ya que muchos de los que hoy ríen agradecidos del Señor, primero tuvieron que llorar, que ser derribados, y entregados a dolores para que volvieran sus rostros al Eterno y Todopoderoso Dios, por eso insisto, Mi Dios es inconmensurablemente Bueno, y que decir de su bondad para con nosotros, los que hemos sido recibidos en misericordia, porque no pararíamos de contar las maravillas que él ha hecho, y de cómo hemos recibido tanto bien de su mano.

Mi Dios es también Amor, su esencia es Amor, sólo una muestra es que Él ha querido atraernos a Él con cuerdas de Amor seduciendo nuestra voluntad, pudiendo acercarnos y someternos por la Fuerza de su Poder con un solo tronar de sus dedos, es conveniente entender que su poder excede todo conocimiento humano, pues el hombre es como nada ante su Gloria, si incluso las piedras tiene una mayor duración que nuestra vida terrenal, los años de vida no alcanzarían para andar todos los rincones de la tierra, la vida humana tiembla ante el frío hasta el punto de expirar, se seca ante el sol hasta perder todo aliento, ¿Quién conoce las profundidades de la tierra? ¿Quién ha ido más allá de la última estrella?, Dios con su Poder podría remover todo lo creado y sujetarnos con su fuerza, pero con Amor nos busca para bendecirnos. Y además veremos su Amor, si contemplamos que Él ha puesto al alcance de todas las personas su Salvación, y es que la ha provisto sólo por Creer en su Hijo Jesucristo entregado en Sacrificio por toda la humanidad, e incluso la Fe para creer es un Don suyo, sí, sólo se haya Salvación por Creer;

Te ruego que leas detenidamente los siguientes versículos, y si puedes revisar el contexto.

Salvación en el que fueron pronunciados; San Juan 3:16,

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. San Juan 3:36. El que cree en el hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

San Juan 5:24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. San Juan 6:40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. San  Juan 6:47 De cierto, de cierto os digo: el que cree en mí, tiene vida eterna.1 Timoteo 1:16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.

1 Juan 5:13 Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. Hechos 16:29

El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;

Hechos 16:30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?

Hechos 16:31

Ellos dijeron: cree en el señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Dios da la Salvación sólo por creer, con una Fe dada por Él mismo, y además sellada por su Espíritu como una Garantía de su Bondad; Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efesios 1:13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Es tiempo de descansar en el Amor y la Bondad de Dios, sí algo hay que hacer, es aceptar esta dádiva inmerecida, es recibir la Misericordia de Dios y en gratitud adorarle a Él y a nuestro Señor Jesús que pagó tan alto precio por nuestro rescate. Osa alguien presentarse delante del Dios Santísimo,

Bueno y lleno de Amor con otra justicia. Con una naturaleza humana baja y pecadora. Nadie lo intente, pues por este período breve de la vida terrenal muchas cosas son permitidas, pero no todas serán en nuestro provecho. Espero que nadie intente acercarse al Santísimo Dios con alguna Obra de manos, o con la bandera de alguna “religión” moralmente aceptable, o a la sombra de una formación cultural alta, o tras una conducta moral aparentemente inofensiva, ¿Podrá algo de esto o alguna otra cosa Lavar los Pecados y además, quitar de ti la naturaleza baja y pecadora para presentarte limpio y renacido ante el Todopoderoso?

 No. Quizás estás en el otro extremo de los pensamientos y crees que no hay como acercarse al Dios Altísimo, pues tu conciencia no te lo permite, en realidad está última posición, aunque parezca contradictorio, es la más adecuada, si alguien no lo entiende así, entonces pido al Señor que su Espíritu convenza de pecado y de juicio. Quizás sea necesario que te ayude a conocerte; Haz algunas pequeñas reflexiones; cuando eras pequeño(a) y te acercaban a otro pequeño(a) acaso ¿La maldad natural no se manifestaba de inmediato? ¿No ves que los niños se agreden en forma natural? ¿No ves que cuando alguno tiene un defecto se burlan de él impíamente? Aun cuando más crecidos los seres humanos tenemos una naturaleza que tiende al mal y al pecado, cuando una persona va caminando rápido o corre y se cae. ¿Acaso no hay una reacción natural a la risa o a la burla?

¿Por qué no es la primera reacción una preocupación por la persona y su integridad física y aún emocional? Te diré más de la naturaleza humana, está llena de envidia, no se alegra de que el vecino prospere, o porque su compañero de trabajo fue ascendido, por el contrario, busca siempre su propio bien primero, y da de lo que le sobra, se deleita en la venganza, no tiene paz hasta que ve el mal en su enemigo... Creo que cada quien podría seguir agregando más cosas e ir descubriendo la bajeza de la vida natural sin Dios ¿Así, así con tal realidad interna, piensa alguien presentarse delante de Dios que es Santísimo, Bueno y Lleno de Amor? Y tomemos en cuenta que ni siquiera he hablado de pecados; grandes, pequeños, vergonzosos, etc., de robos, de mentiras, de adulterios, de codicia, de males, de, de, de... ¿Podrá alguien ocultar su maldad y su pecado delante de Dios, o canjearlo por una obra quizás “buena”, o por algo “quizás” digno de recompensa ¿Podrá algo que hagamos, mucho o poco, grande o pequeño, lavar nuestros pecados y males, y presentarnos Santos ante nuestro Dios, y además, regenerar nuestras vidas para anular nuestra naturaleza? Estoy persuadido de que NO es posible, es sólo por la Fe que es Don de Dios, la persona que se presente delante de Dios con la justicia que es por la Fe en el Sacrificio del Señor Jesucristo, sólo aquella será Justificada delante de Él y vivirá para siempre, y es que no hay nada comparable ni de semejante valor como la Obra Redentora de mi Señor Jesucristo.

Quizás alguien no pueda aceptar que sea así, como si pareciera demasiado fácil, aunque creo que ninguna persona puede generar desde sí misma la Fe que le justifique, pues es Don de Dios, es decir, se requiere de un milagro, pero con todo alguno podría pensar que no es suficiente la Fe, que parece demasiado simple, mas diré que el exigirle a una persona algo más que la Fe para que sea Perdonado es sólo una muestra de que no conoce todo lo Bueno que es Dios, ya que cualquier cosa que se exija para ser Salvo, además de la Fe que provee Dios, sería un imposible para alguna otra persona, esto significa que el hombre estaría excluyendo de la posibilidad de Salvación Eterna a alguna persona por la cual el Señor Jesucristo también murió, ya que quizás alguien exija una conducta religiosa, un ritual de asistencia a una congregación para alcanzarla, o la lectura de la Biblia, o el orar, o el hacer “buenas obras”, el dar parte de su dinero, etc., pero que pasa con el minusválido, con el analfabeto,

con el ciego, con el que recibe en su lecho de muerte la Fe para Creer y ser justificado, si alguien piensa que no es suficiente creer en el Señor Jesús, pues tendrá que ir al Paraíso y traer de vuelta al ladrón que crucificado junto al Señor Jesús le reconoció, y le fue dicho que ese mismo día estaría con Él en el Paraíso, y mira que este hombre no alcanzó a hacer ninguna obra para Dios, ni siquiera dio testimonio de su Fe, ni siquiera tuvo que devolver lo robado, sólo reconoció que el que moría a su lado era el Hijo de Dios y que era el Rey que había de venir, es decir, sólo creyó en Él, y esto fue un hermoso milagro, pues creyó que el que moría a su lado como un malhechor era el Rey que había de venir, abre tu corazón y ¡Asómbrate Oh hombre, Oh mujer! Ya que le fue dicho, “hoy estarás conmigo en el paraíso”, sólo porque creyó. Te invito a poner la vista en el día en que el Señor Jesucristo dio la Vida por la humanidad, es un día único, el que moría en la Cruz del calvario tampoco era cualquier hombre, era Jesús el Hijo del Dios.

 Viviente, el testimonio que hay de Él es que aún en los días de su carne fue Santo y sin mancha, porque el sacrificio de un hombre inocente y Santo era el precio de nuestro rescate, esta es la Fe que Salva, que todo aquel que cree que Jesús es el Hijo de Dios, y que recibe en gratitud su sacrificio como Ofrenda por su pecado, este será justificado. Nuestra Fe es real y además de ser confirmada en términos espirituales está confirmada por un hecho histórico real, pues si la historia no te es suficiente para creer que hace aproximadamente 2000 años un varón llamado Jesús, de Nazaret, en Israel, dio su vida, y se entregó a la muerte sin merecerla para que tuviéramos acceso al Perdón de Dios y a la Eternidad, entonces mira tú calendario y observa que estás viviendo en el año 2000

(Después de Cristo), el Señor te abra el entendimiento para que veas que esto es una inmensa Señal de Dios respecto de su Hijo, no podemos  dejar de estar sujetos a la voluntad de Dios, y que son regidos por la Señal con la cual el Señor dividió el tiempo en su Hijo, de Él hacia delante, de Él hacia atrás, porque Dios movió todas las cosas para que la muerte de su Hijo en extrema obediencia quedara debidamente registrada para las generaciones, e incluso los judíos con su calendario privado, que con tozudez consultan en sus ritos, están también sujetos por Dios a vivir en el año 2000 (Después de Cristo), en realidad sus ojos están nublados y su entendimiento entenebrecido, pero tú ahora tienes la oportunidad de ver que Dios dio tal testimonio de su Hijo mi Señor Jesucristo, que todas las naciones están obligadas a hablar del tiempo y de los años, aun cuando se refieren a hechos antes de la venida del Señor, diciendo; Antes de Cristo (A. C.) y Después de Cristo (D. C.), todo porque Dios quiere que todos procedan al arrepentimiento y que mirando el Sacrificio de Jesús por medio de la Fe en Él se salven. Que justo es mi Dios, todos pueden alcanzar Salvación  y Vida eterna, el intelectual puede creer, el que no es intelectual también, el culto, el rico, puede creer, el que es del vulgo, el pobre también puede creer, el que tiene fuerzas para hacer obras de caridad puede creer, y le es necesario más que las obras, el que no tiene fuerzas ni recursos para hacer obras también puede creer y su Fe le será contada por justicia igual que la de cualquiera, ¡Aleluya! Porque Justo es Dios y Adorable. Es tiempo de acercarnos a Dios según el camino que Él ha provisto, esto es, La Fe en el Señor Jesucristo y su Obra Redentora, es necesario dar cabida al arrepentimiento que clama desde el Espíritu de Dios a nuestro espíritu, por todo lo hecho en una vida sin Dios y sin el Señor Jesucristo como justicia, porque mi Santísimo Dios ha provisto de lo necesario para dar vida Eterna a toda persona que con corazón sincero se acerca a Él.

Con estas palabras confirmo con poder el llamado de Dios para que creáis en el que Él ha enviado, esto es, su Hijo Jesucristo, Señor y Cristo, y Salvador de todo aquel que le reconoce como el único que ha podido agradar a Dios en todo, y que mediante su Sacrificio ha dejado una puerta abierta para alcanzar Salvación Eterna, sólo tienes que disponer tu corazón a recibir esta dádiva inmerecida, que es por la Gracia de Dios, y por ningún otro medio. La Obra Redentora del Señor Jesucristo es incomparable, por tanto, SUFICIENTE para lavar los pecados y reconciliarnos con Dios, para ser hechos Hijos de Dios por medio de la Fe, para limpiar las conciencias, para arrebatarnos de la muerte, para Salvarnos de la ira venidera. Recibe en tu intimidad la Fe para Creer, reconoce quizás en lo privado al Señor Jesucristo como tu Salvador, y vivirás para siempre. Amén.

CREE AHORA. Hechos 16:30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Hechos 16:31 Ellos dijeron: cree en el señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.Permítanme un paréntesis final y más allá del contexto anterior...

Para los hermanos que están preocupados por lo que pasa con la vida del creyente posterior al acto de Fe de Creer para Salvación, y que desconsideradamente ponen en duda la Salvación Eterna de los que el Dios Omnipotente ha recibido por Hijos, diré lo siguiente; para mí el hecho de CREER en el Señor Jesús con la FE de que es DON de DIOS y verse perdonado por Dios, y adoptado como Hijo suyo, es algo esencial, es decir, que de nada valdría exponer otros asuntos relacionados con la Vida en Cristo Jesús, si lo anterior no está claro en el Creyente.

 Lo otro que entiendo como esencial es el poder ver el Modelo del Señor para su Iglesia, ya que estos dos aspectos encierran la plenitud de nuestra Vida Nueva, pues nuestra Salvación por la Fe en el Sacrificio del Hijo del Dios Viviente alcanza y abarca todo nuestro plano individual y personal, pero lo que concierne a nosotros como miembros del Cuerpo de Cristo va más allá de esta realidad, ya que tiene que ver con un andar colectivo, en una Vida entre muchos hermanos, ya que esa es, según lo que he recibido del Señor, la forma que Él ha escogido, para que seamos conformados según la imagen de su Hijo, y es de notar, que este propósito es más alto que el de la Salvación de nuestras almas, en pocas palabras esto se confirma con el hecho de que millares serán Lavados por la Sangre de Jesús y Salvos por la Fe en su Obra Redentora, pero no todos Reinarán con Cristo, e incluso dentro de los que reinarán algunos tendrán más o distinta autoridad en el Reino del Señor Jesucristo (Ej., Las minas en relación con las Ciudades, Lucas 19 13:26), en realidad esto es necesario explicarlo con más detalle pero temo el cansarlos con tantas palabras, por eso les ruego que lean estos pasajes, y entiendan que es un mensaje para siervos, es decir, para creyentes, y no para incrédulos, por eso que no está en juego la Salvación en nuestra Vida Nueva en la Fe, para confirmar bien esto leamos;

1 Corintios 3:11

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

1 Corintios 3:12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,

1 Corintios 3:13 La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.

1 Corintios 3:14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.

1 Corintios 3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.Veo claramente que las obras hechas luego del acto de Fe en Jesucristo, serán juzgadas pero no para decidir respecto de nuestra Salvación dada mucho antes por Gracia, sino que estará en juego una recompensa o una pérdida, que tendrá incidencia con un lugar y autoridad en la Eternidad, pues es notorio que aunque un creyente hiciera sólo obras reprochables, sufrirá pérdida, pero será Salvo, pues en realidad ya es Salvo, ya que el pasaje anterior narra un instancia en donde participan sólo los creyentes, pues habla de los que están fundamentados en Jesucristo, es decir, de los que en Él Creen con la Fe que es Don de Dios, de los que le han recibido y reconocido como su Salvador.

Por todo es muy necesario, para guiar bien a los hermanos, el terminar con las prédicas basadas en el amedrentar constantemente a los Hijos de Dios con la posible pérdida de la Salvación dada por Gracia, para que nuestros hermanos puedan andar con gozo y disponiéndose para un más alto propósito, como es; Reinar con Cristo, ver a Dios, habitar para siempre en el Templo de Dios, es decir, para ser hechos a la imagen del Señor Jesús por el Poder de Dios en su Espíritu. En tono enérgico digo a todos los predicadores, NO hagáis andar más en círculos a los hermanos comprados por la Sangre de mi Señor Jesucristo, como si el Excelso Señor los tomara por Hijos una vez y luego los enviará de nuevo al infierno y a la muerte eterna, y que después de esto los volviese a traer, y así mantener a los hermanos andando en círculos, yendo y viniendo del infierno, impidiendo así el crecimiento que Dios quiere dar a sus Hijos, de lo cual cada predicador, que cree y enseña que toda la vida y las Sagradas Escrituras son para ver si una persona es Salva o no, es responsable, porque más y mucho más grande es el Galardón que espera a los que sean hechos perfectos para Dios, y muy alto y excelentísimo el Propósito Eterno de Dios, que reitero es, que seamos hechos conforme a la imagen de su hijo, nuestro Glorioso y Admirable Señor Jesucristo, más la Vida Eterna es un regalo de Dios al cual Bendigo y Adoro por su Gran Amor.

Sean los que creen en el Señor Jesús, en Él bendecidos. Amén. Amado lector si te gusto este mensaje compártelo con tus amigos y que el Señor Jesucristo te  bendiga, te amo


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: