Blog de LUIS ENRIQUE GALLEGO

LA SALVACIÓN:QUE SE NECESITA

LA SALVACIÓN: ¿QUÉ SE NECESITA?

Fe, en el Señor Jesucristo resucitado, el Cristo, el Mesías, el Hijo de Dios, es innegablemente la única manera para que uno pueda ser salvo. Esto queda muy claro a través de muchas Escrituras, por ejemplo:

Juan 3:14-18

“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

Juan 20:30-31

“Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.”

Juan 11:25-26

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?”

Marcos 16:15-16

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado. ”

Hechos 16:30-31

 Y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. “

Romanos 10:9

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”

Efesios 2:8

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”

Antes de decir cualquier otra cosa, me gustaría primero señalar que en el enunciado que dice más arriba en Marcos: “el que creyere” está en tiempo presente. En otras palabras, lo que se describe es una fe activa y presente y no un evento pasado que tal vez ahora ya no está vigente. Una traducción más exacta de este enunciado, sería “el que siga creyendo” esto es, crea ahora y continúe creyendo. Esto correspondería más al hecho de que el tiempo presente en griego antiguo se usaba para señalar duración más que eventos únicos. El primer apéndice de este libro es para dar más perspectiva a esto y el uso del tiempo presente en griego antiguo.

De regreso a nuestro tema: es obvio de los pasajes que acabamos de ver (y hay más) que no somos salvos por obras de la ley o nuestras propias obras. La salvación es gratuita, por gracia, un regalo para cualquiera que crea en Jesucristo como su Señor, el Mesías, el Hijo de Dios. La verdad de la Palabra de Dios indiscutida. Por lo cual, la fe es la clave de la salvación por gracia. Efesios 2:8 lo resume muy bien:

Efesios 2:8

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”

Hay dos componentes que combinados dan la salvación: la gracia y la fe. Cada uno por separado no salva. La gracia de Dios por sí sola no puede salvar a una persona si esa persona no tiene fe, o sea, si la persona no cree honesta y verdaderamente con el corazón en Jesucristo como su Señor, como el Hijo de Dios, el Mesías.

Básicamente Dios quiere que todos sean salvos y dio a Su Hijo en rescate de todos. Como en 1 de Timoteo 2:3-6 dice:

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.”

Y también Tito 2:11

 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres

Jesucristo se dio a sí mismo por todos. Dios quiere que todos sean salvos. Su gracia se ha manifestado a todos los hombres. La gracia de Dios – la primera parte de la condición para la salvación dada en Efesios 2:8 (“por gracia”) - está disponible para todos; “se ha manifestado a todos los hombres”. Pero la segunda parte (“por medio de la fe”) no está ahí para todos. Solo algunos creen verdaderamente lo que Dios dice en Su Palabra sobre Su Hijo y solo ellos serán salvos, porque la salvación no es solo por gracia, si no “por gracia, por medio de la fe”.

Habiendo aclarado este punto, la pregunta critica es: una vez que uno cree, ¿es la fe algo garantizado para durar por siempre o es algo que se debe de mantener, lo cual a su vez significa que también se puede abandonar? ¿Cómo trata la Biblia la fe? ¿La trata como algo dinámico o como algo estático, esto es, como algo que una vez que tengas significa que siempre lo tendrás? ¿Qué significa tener verdadera fe? ¿Qué le pasa a la salvación en caso de que se abandone la fe? ¿Es posible después de todo y cuáles serían las consecuencias? Mucha gente no se molesta en hacer estas preguntas. En este estudio haremos estas preguntas, y veremos las claras respuestas que la Biblia da empezando de la persona más apropiada para hablar de la Salvación: el Salvador mismo y luego continuando con las enseñanzas de los apóstoles dadas en las epístolas. La mejor respuesta la encontramos en Lucas 8: 5-8 y del 11-15 donde Él mismo Señor da la enseñanza del sembrador. As lo posible por estudiarla. Amado lector si te gusto este mensaje compártelo con tus amigos y que el Señor Jesucristo te bendiga, te amo 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: